SECCIONAL AOMA Central

25-09 Laplace: “El sector minero no encuentra una forma más certera de llegar a la sociedad”

Ante un colmado auditorio, compuesto por académicos, estudiantes, mineros, profesionales y funcionarios, Laplace recordó que con el acompañamiento de Eva Duarte y el Gral. Juan Domingo Perón, hace 60 años los mineros se organizaron para convertirse en un gremio único.

En una conferencia ofrecida en el Aula Magna de la Universidad Católica de La Plata el Secretario General de la Asociación Obrera Minera Argentina, Héctor Oscar Laplace, vertió interesantes conceptos sobre la realidad minera actual, la coincidencia con las advertencias del Vaticano, conformar mesas de diálogo y la participación de las universidades en el debate que debe darse sobre esta industria. Sostuvo además, una crítica visión sobre la comunicación del rubro.

Ante un colmado auditorio, compuesto por académicos, estudiantes, mineros, profesionales y funcionarios, Laplace recordó que con el acompañamiento de Eva Duarte y el Gral. Juan Domingo Perón, hace 60 años los mineros se organizaron para convertirse en un gremio único. Resaltó que Evita supo decir que “ellos - por los mineros - extraerán de las entrañas de la tierra la riqueza que nos hará una Nación más justa”.

La Facultad de Ciencias Exactas e Ingeniería abrió sus puertas a la fuerza del trabajo, a los efectos de participar del Evento "Los Desafíos de la Minería Argentina”, mediante una conferencia que ofreció el Secretario General de la AOMA, en el marco de los º60 años de la entidad gremial.

La apertura estuvo a cargo del Decano de la facultad, Ing. Alejandro Rocca, mientras que la moderación de la mesa de preguntas, posterior a la conferencia, estuvo coordinada por el Ing. Rodolfo Parolini, Director de la Cátedra de Seguridad e Higiene de la facultad.

En referencia a la fundación de AOMA, Laplace destacó que tanto ayer como hoy las consignas irrenunciables del gremio fueron y son “compromiso, lealtad, solidaridad, respeto y militancia eran la fortaleza de aquellos prohombres”. Resaltando los nombres de quienes fueron secretario generales de la entidad gremial Roberto Ragnoli (1953 – 1957), Francisco Jiménez, (1957 – 1960) y Carlos Raúl Cabrera, (1960 – 2004).

Expresó que durante los climas virulentos que experimentó el país en los años duros de la dictadura militar “Los trabajadores mineros no fuimos espectadores de las desapariciones físicas, las cárceles y la muerte que padeció la sociedad en general y los mineros en particular”.

Expuso que con las leyes mineras sancionadas en los años 1993 y 1994, que “se obtuvieron por unanimidad de los representantes en el Congreso de la Nación” éstas permitieron iniciar un proceso de captación de capitales de riesgo muy significativo para el país, y abrieron un abanico de oportunidades. Siendo, estas normativas, las que captaron el interés de empresas en participar en el negocio minero.

Por esa coyuntura “Los trabajadores se adecuaron a las exigencias de una industria dotada de nueva tecnología con nuevas artes laborales” , conceptos que a la vez proponían nuevos paradigmas.

Destacó, como ejemplo del beneficio en las economías regionales que las “Cifras oficiales, sólo de la provincia de San Juan, hablan que un tercio de sus habitantes poseen relación con el sector minero” detalló además que significó “trabajo formal, inclusión social, expansión demográfica, captación de riqueza genuina, nuevos impuestos, con mejor calidad de vida para los trabajadores y sus familias”.

Entendió que lo relatado hasta aquí “es la parte positiva y real que desde la fuerza de trabajo observamos”. No obstante reconoció que con la llegada de los proyectos “aparecieron en la comunidad nacional serios inconvenientes y trastornos para comunicar, no sólo lo lícito de esta industria, sino su conveniencia, particularidad y efectos”. Tras esta apreciación sentenció con claridad que “El sector minero argentino no encontró, y no encuentra, una forma más certera de llegar a la sociedad. Gran parte de ella siente, ante la palabra “minería” que se está ante una amenaza”.

Para Laplace esta es una deuda grande del sector en su conjunto. Por eso “desde la AOMA no le escapamos al debate ni a las explicaciones necesarias que demanda el hombre común”

Tras estas palabras se dirigió a los académicos y estudiantes presentes y les expresó su deseo y convicción al señalar que desde la AOMA “Entendemos que las universidades, los académicos, los profesionales deben tomar parte activa de este debate. La sociedad necesita garantías concretas y palpables, que desde el conocimiento se pueden y se deben dilucidar. Por eso las casas de altos estudios deben aportar claridad y conocimiento es este tema central”.

En otro aspecto, y e n relación al mensaje papal del pasado 5 se septiembre que se refiere a la minería, Laplace señaló que “coincidimos y compartimos el mensaje del Papa Francisco cuando abordó el tema minero en la Jornada de reflexión sobre la industria minera mundial”.
Es la primera vez que los dirigentes empresariales de la industria minera se encontraron, a instancia del Papa, “para reflexionar sobre la importancia de su responsabilidad ante el ser humano y el ambiente”.
Desde el gremio se entiende que “es muy preciso el documento al afirmar que para no repetir los graves errores del pasado, las decisiones hoy no deben tomarse sólo teniendo en cuenta las perspectivas geológicas o los beneficios económicos de los inversores y de los Estados”.
Del mismo modo, especificó Laplace en su exposición, es indispensable que las actividades extractivas respeten las normas internacionales sobre la protección del ambiente. “Y desde AOMA decimos presente a esta convocatoria. Y esperamos, que las empresas y los funcionarios, no le escapen a la invitación y pongan todo para que logremos armonía social y aprovechamiento integral de la explotación de los recursos naturales” afirmó y advirtió que este llamado del Vaticano es también “una buena manera de desenmascarar a los falsos profetas que intentan endemoniar a una actividad y sus actores”.
En otro tramo de su alocución en el Aula Magna de la UCA de La Plata, compartió su pensamiento y análisis en relación a los empresarios del sector expresando que este es un sector industrial que en los últimos 12 años ha crecido y captado riquezas muy reveladoras. Se ha crecido con parámetros extraordinarios. “Las inversiones de riesgo han sabido obtener importantes ganancias ante los favorables precios de los mercados”.

Asegurando que debe existir espíritu realista y ser propensos a “La asimilación de los nuevos desafíos demanda que haya una justa distribución de la riqueza y que las normas que rigen la industria sean actualizadas sin perjuicio para ningún sector”.

Las empresas mineras deben someterse “a una profunda autocrítica para saber interpretar los cambios de las coyunturas. Que no haya silencio en las ganancias extremas y sólo quejas ante una adversidad” sentenció.

A su vez, se explayó en torno a que “los gobernantes deberán analizar en forma criteriosa cómo se consolida este sector. Solidificar cómo se garantizan el cumplimiento de las normas para que no se sufra arrebatos coyunturales. Son los funcionarios quienes deben posicionar y actualizar una Política de Estado estable y duradera. Para ello deberán someterse a cumplir normas y no dejarse vencer por la tentación de medidas coyunturales que coartan normativas”.

Por último, sintetizó el presente de AOMA diciendo que es un gremio que posee una ágil y creciente presencia gremial en todo el país. “Desde hace diez años hemos comenzado cambios generacionales y la inclusión de la mujer en las filas del sindicato a los efectos de lograr la inserción de nuevos dirigentes, facilitando que se nutran de la experiencia de los mayores y que se continúe con el claro perfil de la organización”.

AOMA propone a sus afiliados la participación activa en el gremio “Con apertura, capacitación y profesionalismo llevamos posicionamiento a los diversos escenarios y así hacer conocer la postura gremial en temas que plantean conflictos de intereses”.

Laplace sentenció que los mineros “hacen conocer la industria mediante el testimonio de los trabajadores. Ellos son quienes aseguran la verdadera convivencia de la industria en armonía con otras áreas económicas”. Explicó a los presentes que “Somos Impulsores de un nuevo eje de debate y acuerdo intersectorial. Mediante mesas de diálogo que garantice la multiplicidad de voces”.

Por último definió que desde la AOMA “defendemos al trabajador, la familia, el desarrollo armónico de la sociedad y nuestra patria, pero, por sobre todas las cosas, defendemos la vida”.

TODAS LAS NOTICIAS

contador de visitas gratis

SEDE CENTRAL

Rosario 434 / 36 (1424)
Ciudad de Buenos Aires
(011) 4902-5983
(011) 4901-3277

Lun. a Vie. de 10 a 18 hs.